OCT SEGMENTO ANTERIOR

Sencilla, rápida y absolutamente indolora y aporta información cuantitativa y cualitativa de la córnea

La OCT del segmento anterior (OCT-SA) es una modalidad de imagen estática, que no requiere contacto con el globo ocular, es sencilla, rápida y absolutamente indolora y aporta información cuantitativa y cualitativa de la córnea, la cámara anterior, el ángulo irido-corneal, el iris, el cuerpo ciliar y el cristalino. 

 

Además, nuestro módulo de paquimetría analiza y reporta el valor de corrección de la presión intraocular de su paciente. Esto complementará la información obtenida con el análisis tomográfico del nervio óptico y fibras nerviosas, permitiendo un diagnóstico precoz y preciso, así como un seguimiento confiable del paciente con glaucoma.

 

La utilidad de la OCT-SA no se restringe al glaucoma. Es útil en opacidades corneales que dificultan la exploración directa en la lámpara de hendidura, permitiendo una buena visualización de las estructuras del segmento anterior, así como las características del ángulo irido-corneal, la presencia de sinequias anteriores o atrofia de iris e inclusive documentar la permeabilidad ó el cierre de una iridotomía. Tras un traumatismo, la OCT-SA es útil en el momento de evaluar la presencia de una iridodiálisis (desinserción de la raíz del iris), ciclodiálisis (separación entre el cuerpo ciliar y la esclera) ó una recesión angular (desinserción del cuerpo ciliar a nivel del espolón escleral). También podemos cuantificar la extensión y la evolución de un hifema (sangre en la cámara anterior del ojo). La OCT-SA puede ser de utilidad también para detectar quistes o tumores sólidos del segmento anterior, permitiendo examinar sus características internas, su extensión y respuesta al tratamiento.